Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

PLV: un material perfecto para reflotar las ventas en nuestro local comercial

Un buen emprendedor tiene que conocer a la perfección cuáles son las mejores técnicas de marketing o tener la ayuda de alguien que disponga de esos conocimientos. Es básico para que un negocio se dé a conocer entre aquellas personas que ha catalogado como su público objetivo. Sin la ayuda que proporciona una buena estrategia publicitaria, conseguir nuestros propósitos se convierte en algo realmente complicado y que, casi con total seguridad, no va a ser posible. Es muy difícil obtener beneficios sin una interesante inversión en marketing y publicidad porque de estos elementos depende buena parte de nuestras aspiraciones.

Pero ojo, no se puede invertir en marketing o publicidad al tuntún. Hay que analizar pacientemente de qué manera podemos llegar al público que hemos considerado como el objetivo para nuestro negocio. El marketing digital no tiene nada que ver con la publicidad tradicional y es mejor tener esto claro porque, en caso de no ser así, hay opciones de que la inversión que hayamos acometido no sirva para nada. No cabe duda de que las dos opciones pueden ser buenas para una determinada empresa, pero… ¿en qué medida cada una? Ese es el interrogante que nos debemos hacer.

Hay un aspecto ligado a la publicidad tradicional que se suele olvidar… y es el que hace referencia a todo lo que tiene que ver con el material promocional situado en el interior de un punto de venta, el llamado PLV. Hay empresas que destinan buena parte de su presupuesto publicitario en redes sociales o web (en términos digitales) o en material urbano como el vinilo de autobuses o la contratación de marquesinas de autobús (en términos más tradicionales), y que se olvidan por completo de vestir su punto de venta como realmente haría falta. Esto es un error que nos puede jugar una mala pasada.

El PLV sirve precisamente para garantizar la compra dentro del punto de venta. Según indica la página web de Marketing XXI, «si es importante la colocación del producto, no menos importantes son los medios para dar a conocer su emplazamiento«. Para eso sirve el PLV y por eso es relevante que se invierta en él. Hay numerosos centros, como lo pueden ser los supermercados, que necesitan PLV al disponer de locales muy amplios y en los cuales el cliente puede llegar a desorientarse o a no encontrar lo que busca en algún momento.

Por fortuna, parece que la inmensa mayoría de los negocios apuestan por el material PLV para fomentar la venta de los productos que se encuentran en sus locales comerciales. El sector que más apuesta por ello es el de la alimentación, principalmente porque la inversión de los supermercados en este ámbito es alta. Así nos lo han hecho saber desde Grupo Mimó. Y lo cierto es que este tipo de material funciona, haciendo mucho más fácil para el cliente encontrar lo que está buscando y facilitando el aumento en el nivel de ventas que tanto necesita el negocio.

No poner todos los huevos en la misma cesta es indispensable

Al igual que muchas veces decimos que un país no puede estar desarrollando solamente un sector de actividad en concreto o que una familia debería contar con cuentas bancarias en diferentes bancos por si tiene graves problemas con alguno de ellos, decimos también que es necesario para un negocio diversificar su apuesta publicitaria de tal modo que su imagen se encuentre presente en soportes de todo tipo. Eso contribuirá a que la imagen del negocio se expanda mejor y a que sean mayores las oportunidades de crecimiento de la empresa.

La mayoría de los emprendedores saben de sobra que el PLV va a contribuir de manera obvia y directa a que las ventas en su local se disparen. Todas las personas que se dedican de manera profesional al marketing lo han corroborado una y otra vez y lo cierto es que así va a seguir siendo. Si conseguimos llamar la atención de la gente sobre el terreno, está claro que tendremos muchas más posibilidades de que una compra se oficialice con el éxito que estamos esperando. Eso depende, en buena medida, de lo potente que sea el material PLV con el que contamos.

La gente que se ha dedicado al comercio sabe de sobra cuáles son las mejores estrategias para dar a conocer sus productos. Y muchas de esas estrategias son las que hemos comentado a lo largo de este artículo. Aplicar todos esos conocimientos es básico para que los resultados nos sonrían y para que tengamos la oportunidad de obtener esa rentabilidad que es tan básica para intentar que la vida del negocio esté garantizada y se extienda durante mucho más tiempo. Si conseguimos eso, podremos hablar de nuestro caso como un caso de éxito.

 

También te puede interesar

Scroll al inicio