Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Lo que las nuevas tecnologías han aportado a la hora de transportarnos

El transporte es la esencia del ser humano. Desde que en la era de las cavernas a un buen hombre se le ocurrió lo de crear la rueda, nada ha vuelto a ser lo mismo. Todas las etapas que hemos vivido en nuestras vidas están marcadas por el transporte. Cada invento ha supuesto una revolución. Ocurrió con la rueda, con la bicicleta, con el coche, con el avión, con el barco o con el tren.

Ahora, en pleno siglo XXI, y cuando las nuevas tecnologías han acaparado todo. Es el momento de analizar qué han aportado. Porque está claro que los medios de transportes son esenciales, algo que se ha comprobado durante la maldita pandemia que hemos tenido que padecer durante casi dos años. En ese momento se convirtió en un sector esencial, se demostró que no podíamos hacer nada sin ellos. Por eso, también es bueno saber cómo han evolucionado y cómo se han sabido amoldar a los nuevos tiempos.

No hay duda de que las nuevas tecnologías han aportado una gran cantidad de mejoras y avances a las formas de transporte, haciendo que éstas sean más seguras, eficientes, cómodas y sostenibles. Toma nota de algunas de las aportaciones más destacadas que podemos tener durante estos tiempos.

Mejoras en la seguridad

Las tecnologías avanzadas de seguridad, como sistemas de frenado automático, sensores de colisión, cámaras de visión trasera, entre otros, han reducido significativamente los accidentes de tráfico y otros tipos de incidentes. Ahora mismo es cierto que viajar en un coche es sinónimo de seguridad, aunque por desgracia sigue habiendo accidentes, es cierto que han disminuido mucho. Y esto es gracias a que las nuevas tecnologías han logrado hacer coches más seguros. Lo de poder tener cámaras que controlan todo, o unos sistemas de frenado que nos evitan golpes con otros coches, es algo que hay que aplaudir.  Dicen que los coches autónomos podrán reducir las muertes en un 90%.

Mayor eficiencia

Las tecnologías de gestión del tráfico, como los sistemas de navegación por satélite (GPS), han hecho que el transporte sea más rápido y eficiente, evitando congestionamientos y aumentando la velocidad promedio. Antes había que usar los clásicos mapas o si eras más clásico pues eso de bajar la ventanilla y preguntar a los vecinos que estaban en la puerta de entrada al pueblo por dónde se iba a un lugar. Ahora eso ya se ha perdido, gracias a los GPS y a los sistemas de búsqueda que hay en muchas páginas de Internet.

Reducción del tiempo

Estamos en una era donde el tiempo es oro, es la era de lo que quiero para ya, y si es antes, mucho mejor. Por eso, las empresas de transporte también han sabido aprovechar las nuevas tecnologías para dar un paso de gigante en su forma de trabajar. Uno de los más llamativos es la forma de transporte por carretera. Y la forma de trabajar ha cambiado, como nos ocurre en la empresa Transportes Internacionales, donde existen varios tipos de servicios de transporte terrestre por carretera y servicios aduaneros para exportar en función del tipo de vehículo que se contrata y de las instalaciones disponibles en las direcciones de recogida y entrega ya que los vehículos de transporte suelen necesitar medios que ayuden en la carga y descarga, como trampillas elevadoras o grúas automáticas.

Comodidad de los pasajeros

Recuerdo cuando éramos pequeños y viajábamos 6 personas en un mismo coche y teníamos que hacer viajes de más de 600 kilómetros. Eran insoportables, si ibas de vacaciones casi necesitabas otra semana más para recuperarte del viaje. Por eso, la tecnología ha mejorado la comodidad de los pasajeros, con mejoras en los sistemas de entretenimiento a bordo, los asientos ergonómicos y climatización inteligente. Ahora mismo viajar en barco, avión o cualquier medio es una gozada. Con tu Wifi, con tu sillón preparado, con tu comida o bebida.

Reducción de emisiones contaminantes

Somos de los que pensamos que medios de transporte y ecología son compatibles. Ahora bien, hay que buscar la fórmula, un mix donde se pueda estar con las dos cosas. Las tecnologías de vehículos eléctricos, híbridos y de hidrógeno, junto con los sistemas de control de emisiones, han ayudado a reducir las emisiones contaminantes del transporte. Por eso, hay que apostar por este tipo de transportes.

Mayor sostenibilidad

Lo mismo ocurre con este punto. La tecnología ha fomentado el desarrollo de sistemas de transporte más sostenibles, como el transporte público, las bicicletas y la micromovilidad, lo que ha reducido el impacto ambiental y mejorado la calidad de vida en las ciudades.

 

También te puede interesar

Scroll al inicio