Un cerrajero captura con su cámara el nacimiento de una supernova.

Recientemente  tuvo lugar un acontecimiento sorprendente y vino de la mano de un cerrajero argentino, quien  logró captar con su cámara el nacimiento de una supernova, algo que hasta hace poco no habían conseguido  ni los astrónomos más reconocidos.

Su nombre es Víctor Buso, un ciudadano de Rosario como cualquier otro, salvo por su pasión por la astronomía, que lo llevó a construir en la última planta de su vivienda, una cúpula de cuatro metros y medio de diámetro, desde donde con su telescopio se dedica en sus ratos de ocio a observar el firmamento.

Y una de esas noches en las que se disponía a observarlo con la ayuda de una cámara nueva que recién había comprado y cuyo software había descargado más temprano en su cerrajería,  tuvo la fortuna o tal vez el premio por ser un buen vecino, de lograr capturar el momento único del nacimiento de una estrella.

Y es que justamente se fijó en la parte del cielo que se veía a través de las compuertas abierta,  evitando despertar a los vecinos con el movimiento de la cúpula de su observatorio Busoniano como el mismo lo llama. Y allí estaba el destello que captó su atención y posteriormente el del mundo, en  la galaxia espiral NGC 613 ubicada a 70 millones de años luz de la Tierra.

Las fotografías obtenidas por Buso, mediante una técnica en la que realiza tomas cada 20 segundos evitando de este modo que la luz de la ciudad le afecte, y luego procede a superponer  las imágenes,  fue lo que le permitió el hallazgo. Obviamente no sabía que se trataba de una supernova, pero si estaba seguro de que había obtenido algo importante por lo que buscó la forma de hacerlo saber al mundo.

La ayuda le llegó de la mano de Sebastián Otero, quien trabaja con la Asociación Estadounidense de Observadores de Estrellas Variables por lo que juntos enviaron la alerta a la Unión Internacional de Astronomía. Las fotos fueron estudiadas por Gastón Folatelli y Melina Bersten, astrónomos del CONICET de Argentina,  quienes junto a expertos de Japón, Reino Unido  y Estados Unidos confirmaron que se trataba de una supernova y la bautizaron como SN 2016gkg

Las imágenes captadas por este cerrajero de Rosario han permitido confirmar la tesis basada en modelos teóricos, que durante años se sostuvo acerca de las 3 fases por las que atraviesan las supernovas, las cuales pueden resumirse del modo siguiente:

  • La primera fase es cuando la luz sale violentamente hacia la superficie de la estrella, por lo que se hace visible y su brillo aumenta. Es justamente este momento el capturado en las fotografías de Víctor Buso.
  • La segunda es cuando comienza a enfriarse, proceso que puede durar unos cuantos días y
  • Finalmente se calienta de nuevo debido al decaimiento de la radioactividad.

Como comenzó su historia como astrónomo aficionado?, pues bastante temprano en su vida, ya que apenas con 11 años y utilizando las lupas que su madre, de profesión cosmetóloga utilizaba para examinar la piel de las clientes, él logró construir su primer telescopio para mirar las estrellas.

Y que nadie piense que este cerrajero es un astrónomo frustrado, le gusta lo que hace durante el día y también dedicarse libremente a la observación del firmamento durante las noches para observar lo que quiera y como quiera con total libertad.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.