Accesorios imprescindibles para hacer fotos increíbles

Es algo que suele pasar: compramos una cámara réflex y creemos que ya está todo hecho. Pero al empezar a hacer nuestros pinitos como fotógrafos nos damos cuenta de que la cámara no lo es todo ¿Qué nos hace falta? Vamos a ver algunos de los accesorios con los que siempre hay que contar.

  1. Baterías extra: parece obvio y de broma, pero este consejo lo dejaron los chicos de reparacion de tejados torrejon de ardoz y es que las baterías no son eternas, se nos puede olvidar cargarla o no tenemos tiempo para ello. Para que la oportunidad de hacer la foto de nuestra vida no se nos escape hay que contar con llevar, al menos, una batería extra. Cargada, por supuesto.
  2. Tarjetas de memoria: el motivo es el mismo que en el caso de las baterías, pura precaución.
  3. Flash y deflector: el flash incorporado a la cámara está bien, pero es fácil que no tenga potencia para resolver situaciones complicadas en lo que a luz se refiere. Por eso es aconsejable disponer de uno externo. Y también de un deflector que haga que la luz del disparo no se concentre solo al frente, sino que se dirija hacia los lados.
  4. Filtros: son necesarios para proteger los objetivos (neutros) o para mejorar los contrastes en el caso de fotografías exteriores (polarizados) y evitar reflejos.
  5. Trípode: queremos hacer una foto fantástica, pero si el flash no es suficientemente potente o no queremos usarlo, no queda más remedio que usar trípode. La cámara ajustará la velocidad de obturación y cualquier leve movimiento hará que la foto salga movida. Si no hay un buen apoyo, mejor usar trípode.
  6. Disparador remoto: si vamos a usar trípode lo mejor es no accionar la cámara manualmente, ya que es fácil moverla. En ese caso se necesita un disparador remoto. También es útil si por cualquier motivo tienes que alejarte de la cámara.
  7. Objetivos: cada foto tiene un objetivo adecuado. Tal vez al principio no sea necesario disponer de un ojo de pez o un macro, pero con el tiempo y la experiencia se hará necesario.

Rincones donde es imposible resistir la tentación de hacer un selfie

Existen lugares tan bonitos, tan significativos o tan románticos que resulta imposible resistirse a sacar el móvil y hacerse un selfie ¿Cuáles son esos sitios? Vamos a ver algunos:

  • La torre Eiffel: en la ciudad del amor no hay pareja que no se haga un selfie con la torre Eiffel de fondo. Selfies besándose a los pies o con la inmensa mole escoltando a los protagonistas. Quizá sea una de las fotos más típicas en la capital francesa, pero es imposible regresar de París sin ella, sobre todo si se viaja en pareja.
  • Parques Disney: estás tranquilamente disfrutando de Disneyland y aparece Mickey Mouse ¿Qué hacer? Sacar el móvil, claro. Tan solicitados están los personajes que hay que hacer la foto rápido, antes de que se cuele en ella alguien. En este caso el móvil es perfecto, siempre a mano y siempre preparado.
  • Empire State: uno de los edificios míticos de Nueva York, una atmósfera casi de película y unas vistas maravillosas de la ciudad. Imposible resistirse. La terraza de este maravilloso edificio suele ser toda una exposición de visitantes haciéndose selfies, a veces en posturas de lo más extrañas.
  • Preikestolen: seguramente no sea el mejor lugar para hacerse un selfie, ya que un despiste puede resultar trágico, pero es difícil dejar de hacerlo. La enorme plataforma sobre un precipicio de centenares de metros es tan impresionante que casino te das cuenta del momento en el que has sacado el móvil para tomar un selfie.
  • Big Ben: es de esos lugares donde muchos turistas se hacen un selfie cada vez que lo tienen a la vista. Esta inmensa y hermosa torre es un imán. Eso sí, es tal la cantidad de turistas buscando el mejor lugar para hacerse un selfie que a veces es realmente imposible conseguir colocarse y disparar con tranquilidad.

Son rincones espectaculares, pero hay muchos otros en los que el móvil parece disparar solo: la Gran Muralla China, el Gran Cañón, el Coliseo de Roma, la Sagrada Familia de Barcelona, o la Tokyo Tower, entre muchos otros.

La nueva jerga de Instagram

La selfie es un término utilizado en el mundo de las redes sociales, como una palabra que describe el momento en el cual un individuo se autorretrata en una foto haciendo uso de su cámara digital, la cámara de su dispositivo móvil o una webcam en su defecto, esto ha sido utilizado desde modelos de Victoria Secret hasta obreros de cerrajeros profesionales Murcia.

El origen de la misma se estableció en la red social Instagram, y luego de haber sido establecido, el término fue esparcido rápida y ampliamente por las diversas redes sociales existentes en el mundo, lo que la convierto en una jerga de la cultura social, derivada de la vida virtual. Ahora bien, existen autorretratos que quedarán para siempre enmarcados en la historia como momentos espectaculares, y no hablamos de la foto del empleado del mes en cerrajeros Elche, un ejemplo perfecto del mismo seria la selfie tomada por la animadora y comediante Norteamericana Ellen Degeneres en una gala donde fue la presentadora del premio de la academia de actores, los famosos premios Oscar del año 2014, selfie que recibió una cantidad record de retuits en menos de una hora, alcanzando la cifra de más de un millón, en apenas cincuenta minutos de haberse publicado.

Todo esto convierte a Instagram en uno de los medios más poderosos hoy en día, pues influye incluso en la participación de las otras redes sociales, estableciendo a la palabra “selfie” como la palabra del año en el 2013.

La revolución de las selfies afectó incluso en la tecnología, pues se crearon dispositivos móviles, con tan sólo especificaciones modernas para mejorar la toma de selfies o autorretratos, dispositivos realizados por las marcas de HTC y Microsoft.

La actualización de pantallas y el aumento de píxeles en las cámaras frontales, fueron algunos de los aspectos tecnológicos en los cuales las selfies influyeron fuertemente.

Ahora bien, existe una nueva modalidad, o más que una modalidad, es una forma de estructurar las selfies para saber diferenciarlas unas de otras, esta jerga es la siguiente:

Helfie

Autorretrato del cabello, normalmente utilizados por estilistas famosos, y artistas para compartir estilos de peinados y cortes de cabello de vanguardia, por lo tanto si es utilizada por Mireya, la secretaria de Reparación de frigoríficos Madrid, probablemente no sea una Helfie.

Belfie

Foto que normalmente se realiza al trasero o parte de la espalda, con una tonalidad sexy, normalmente lleva a cabo la publicidad de alguna lencería sexy.

Brelfie

Autorretrato de la persona en estado de embriaguez, no muy aceptada mundialmente.

Bikinibridge

Retrato tomado a la parte delantera de la cintura con un biquini y hace referencia a la forma de puente que realiza el bikini en la cintura de punta a punta, algo que solo es posible cuando la persona es bastante delgada.

La situación de la fotografía tradicional

La fotografía tradicional fue muy popular en años anteriores, pero ahora, en nuestra era moderna, con medios digitales y dispositivos móviles, este estilo de fotografía está quedando atrás, debido a la capacidad de las cámaras de los dispositivos móviles, ya que poseen lentes y sensores de muy alto rendimiento para capturar los mejores momentos. El hecho está en que la situación de la fotografía tradicional se encuentra mermada cada vez más debido al avance tecnológico, llegando a haber cámaras de calidad semiprofesional presentes en un dispositivo móvil. Ramón Valverde, trabajador de Reparacion de frigorificos Madrid, quien antes desempeñaba la labor de fotógrafo de eventos, vio disminuido su trabajo por los pocos contratos que empezaron a surgir, por lo cual tuvo que adquirir un trabajo de tiempo completo para cubrir sus gastos, y ahora la fotografía, más que una carrera, se ha vuelto un hobbie particular para él.

Lo mismo sucedió con Carlos Quintana, empleado en cerrajeros Murcia y fotógrafo profesional de paisajes, quien vendía su arte digitalmente, sin embargo, la baja tasa de clientela en su negocio hizo que cayera en paro, por lo cual tuvo que buscar una nueva área de trabajo.

Lo cierto es que grandes compañías como Huawei o Leica, han invertido gran parte de sus fortunas en el diseño de mejores cámaras para sus dispositivos, esto sin contar de antemano con que las compañías que lideran el mercado de dispositivos ya tienen un gran camino recorrido, como por ejemplo Samsung, Apple, Sony, quien siempre ha sido pionera en esta materia y HTC.

¿Ha muerto la fotografía tradicional?

Esta es una pregunta cuya respuesta no es absolutamente positiva, pero de algo si estamos seguros, y es que los smartphones se están abriendo paso en todos los ámbitos tecnológicos, por lo cual no solo la fotografía tradicional está siendo desplazada, también podríamos hablar de las computadoras o cualquier otro dispositivo tecnológico de baja gama, pues la tecnología de los smartphones va cada vez más allá de lo que en verdad puede llegar a tener un teléfono celular. Esta tendencia se da debido a la inmediatez en la que vivimos hoy en día, con la aplicación de las redes sociales en todos los ámbitos, pues el tráfico de imágenes y videos en la red es lo que hace más apetecible el desarrollo y avance de las tecnologías en teléfonos inteligentes, presentes en las herramientas de los técnicos de https://www.cerrajerosoviedo.org, quienes los utilizan no sólo para comunicación, sino para llevar consigo grandes cantidades de información que podría ser necesaria al prestar un servicio.

Pablo Juliá, el fotógrafo de la Andalucía posterior a Franco

El dictador Francisco Franco estaba a punto de morir y el Partido Socialista Obrero Español se empezaba a postular como uno de los partidos políticos con más opciones de jugar un papel importante e incluso de poder llegar al gobierno de España. Los principales motores de aquel PSOE, que aún no había sido devorado por la corrupción y la ausencia de una ideología de izquierdas, eran personas con inquietudes que vivían en Andalucía. Alfonso Guerra, Felipe González, Manuel Chaves o Amparo Rubiales eran algunos de los nombres más conspicuos de aquel grupo de amigos y conocidos de corte ideológico antifranquista que tiempo después acabaría tomando el poder en Andalucía y en el propio Estado.

Un testigo privilegiado de aquellos años de juventud de los socialistas que hoy ya empiezan a envejecer fue el objetivo de Pablo Juliá, persona cercana al núcleo duro de lo que posteriormente sería el PSOE de la democracia. El talento de Juliá le ha valido instantáneas que ya han quedado para el recuerdo. Conocidos dirigentes socialistas fueron captados por su cámara amiga en diferentes contextos.

De Pablo Juliá es por ejemplo la fotografía que sirvió como portada para el disco de Silvio y Sacramento ‘Fantasía occidental, donde el rockero sevillano Silvio Fernández aparece en un balcón ante toda una multitud. Aquella foto pertenece al álbum que Juliá realizó durante una gira de políticos y artistas para pedir que Andalucía pudiera gozar de una propia Autonomía.

Rafael Escudero, José Rodríguez de la Borbolla o Manuel Fraga fueron otros de los políticos conocidos fotografiados por Juliá, quien trabajó para todo tipo de periódicos, destacando su colaboración con El País. Leyendas de la vida pública y artística de Andalucía, como el cantaor Camarón de la Isla o el futbolista Jorge ‘Mágico’ González, también fueron magistralmente inmortalizadas por Pablo Juliá, quien desde 2007 era Director del Centro Andaluz de Fotografía, cargo que hace unos días abandonó.

Intentar disfrutar sin el selfie de rigor

Por todo el mundo se expandió pronto la costumbre de los usuarios de hacerse fotos con paisajes, personalidades, amigos, monumentos o eventos de interés de fondo. La cara del propio autor de la foto aparecía en primer plano, mientras que el resto de la escena quedaba en una segunda fase de la imagen.

Pero esta tendencia, a priori algo básica, sencilla y sin mucho contenido lúdico como para triunfar y hacerse extensible y viral, pronto acabó por conquistar a todo el mundo. Así, poco tardaron los usuarios de teléfonos móviles en hacer del uso del selfie –así es como se llama esta actividad- algo rutinario.

Los selfies se convirtieron en algo que las personas empleaban de forma compulsiva, algo que incluso ponía en juego en muchas ocasiones las vidas de quienes se fotografiaban a sí mismos. Pronto surgieron los palos de selfie, que permitían hacer esta especie de auto instantánea con mayor distancia entre el móvil y los protagonistas.

Y de esta manera, los turistas de todo el mundo dejaron de prestar atención a lo que veían y pasaron a preocuparse más por el éxito del selfie, que de forma rauda pasaría a estar publicado en todos los perfiles de redes sociales. Son días en los que lo que importa es la aprobación virtual de los demás y vanagloriarse de que se practican muchas actividades, se viaja mucho y se tiene una vida social muy rica.

Sin embargo, toda esta presunción esta en muchas ocasiones dotada de un gran vacío emocional. Como se suele decir, las apariencias engañan; tanta demostración acaba derivando en frustración y en querer mostrar lo que no somos pero está aceptado desde el punto de vista cultural. Tal vez sea hora de dejar de ser protagonistas y de disfrutar verdaderamente de lo que hacemos, sin estar pendientes del selfie, de la pose, de los gestos de nuestra cara, de lo que vayan a decir los demás. Tal vez sea hora de disfrutar de las cosas con el corazón más que con el teléfono móvil.

Ahora hay una app que te permite tomar autofotos perfectísimas

Esto puede que sea algo heroico incluso, pues el fenómeno que desde hace unos pocos años para acá ha causado sensación en las redes sociales, siempre ha tenido el mismo inconveniente, ¿Qué cuál es el nombre de este fenómeno?, pues en este caso estamos hablando de las Selfies, y ¿Cuál es el inconveniente que siempre tienen las personas a la hora de tomarse una selfies? Esto ocurre cuando las imágenes salen deformadas, tu rostro sale chueco, o simplemente tienes que tomar varias del mismo ángulo para determinar cuál es la más indicada para marcar un momento de tu vida y poner una letra en el libro de la historia de la humanidad, ya que las fotos más valiosas son las que quedarán plasmadas para siempre en nuestra historia como especie.

El acto heroico lo realizó un grupo de personas, las cuales desarrollaron una aplicación que se encarga de tomar las selfies perfectas, por lo que, ese insignificante problema para muchos, como por ejemplo algún empleado de Fontaneros Madrid 24h, e importantísimo para otros, ejemplo las recepcionistas de cerrajeros Marbella, quienes han llenado todo el lugar con autorretratos,  es cosa del pasado.

Al parecer la profesión de los fotógrafos profesionales quedará rezagada por el desarrollo de este logro de la tecnología. El mecanismo es el siguiente, dependiendo de la configuración que se encuentre establecida en la app, las poses realizadas al momento de autorretratarnos pueden ser alteradas, lo cual nos llevará a obtener los resultados más extraordinarios, tanto así que parecerá el trabajo realizado por un profesional.

Es una forma de edición la que mantiene el formato de la aplicación, por lo cual, una persona será capaz de caracterizar tantos aspectos quiera de una misma imagen, “el realismo mantenido en una imagen, es el resultado de lo que se quería hacer con la realización de este invento”, manifestó uno de los creadores de la app, quien se encontraba en ese momento en un local español denominado Electricistas Madrid, para el momento en que se le realizó una pequeña entrevista.

El aspecto más importante de la aplicación para autorretratos es la solución que se le dio al inconveniente relacionado a la proximidad de la cámara, sin embargo, otro de los aspectos más resaltantes de la aplicación, es la creación de imágenes móviles, es decir, imágenes que se encuentran en movimiento como si de una película de Harry Potter se tratara.

Aun no se encuentra a disposición de las tiendas virtuales dicha app, sin embargo se espera muy pronto su lanzamiento, ya que solo requiere de los últimos detalles en relación a la diversidad en algunos aspectos, como los estilos, los colores y textura.

Cómo hacer un buen selfie

Hacer un selfie es muy fácil, hacer un buen selfie ya no lo es tanto. Y es que, como todo, requiere de una buena técnica, además de, por supuesto, un Smartphone con una buena cámara frontal. Te vamos a dar algunos consejos, sencillos y eficaces, para que tus selfies sean de auténtico profesional. Toma nota:

  • La cámara: ya lo hemos indicado y es necesario insistir, la cámara frontal no siempre ofrece calidad en las fotos, y mucho menos si las condiciones de iluminación no son las mejores. Si aun así no quieres prescindir de los selfies, con un poco de práctica podrás utilizar sin problemas la cámara principal.
  • La luz: mucho mejor si es natural y, si no es la más apropiada, busca un buen ángulo. Y evita el flash
  • Aleja la cámara: cuanto más lejos, más natural será la foto. Si se realiza demasiado cerca se pueden producir deformaciones. Usar un mango extensible es la mejor solución.
  • Eleva la cámara: ponla por encima del nivel de la cabeza, pero solo un poco. Así se consiguen fotos estilizadas, en cambio, si se hace desde abajo la cara parecerá más redonda de lo que en realidad es.
  • Elige un buen ángulo: las fotos completamente frontales no siempre quedan bien. Si giras levemente la cámara conseguirás disimular pequeños defectos.
  • Busca un buen fondo: no es lo que más se ve, pero siempre luce. Prueba varias posiciones hasta que el fondo te parezca adecuado o encuentres un elemento que le dé algún sentido.
  • Usa el temporizador: si una vez elegido el lugar y el encuadre te das unos segundos de respiro, la foto saldrá mucho mejor y tú más natural.

Hay otros trucos, como sacar varias fotos, evitar espejos y filtros o intentar poner expresiones naturales y sonrientes que ayudarán también a que el selfie sea casi una pequeña obra maestra que no te dará vergüenza enseñar a todo el mundo.

 

Los selfies y los famosos

Actores, artistas de todo tipo, cantantes… muchos famosos se han convertido en auténticos adictos a los selfies, inundando las redes sociales de ellos a la menor ocasión. Pero algunos pasarán a la historia. Es el caso del famoso selfie que hizo Ellen DeGeneres durante la ceremonia de los Oscars de 2014. Una fotografía en la que aparece con algunos de los protagonistas de la noche y que batió records en Twitter.

Fue casi como el pistoletazo de salida de toda una obsesión, porque desde aquel momento ese gesto tuvo otra consecuencia inmediata. Los famosos comenzaron a hacerse selfies en cualquier lugar y ocasión: presentaciones, festivales, entregas de premios… llegando a ser prácticamente una obsesión, a veces simpática, a veces divertida y, a veces, sencillamente molesta.

Tan molesta que el Festival de Cannes decidió prohibir los selfies en la alfombra roja. En un festival rodeado de glamour poco tenían que hacer las improvisadas y casi siempre poco estéticas autofotos hechas con los móviles. Todo ello teniendo en cuenta, además, que si a los selfies de los famosos se unían los que se hacía con los fans el paseíllo por la alfombra podía llegar a ser eterno y la organización decidió cortar de raíz.

Un ejemplo que copió la gala de moda del Metropolitan Museum de Nueva York. Nada de selfies, las fotos, solo las oficiales. Por respeto hacia los otros invitados y por seguridad, son las razones con las que argumentaron su prohibición.

De esta manera, muchos famosos se han ido quedando sin una de sus grandes armas de publicidad, la publicación de selfies que dan fe de su presencia en grandes eventos sociales y culturales. Pero la mayoría lo han suplido con creces bombardeando las redes sociales con todo tipo de instantáneas en las que, todo hay que decirlo, a veces su imagen sale más perjudicada que beneficiada. Solo hay que hacer un pequeño recorrido por las cuentas de los famosos en Instagram o Twitter para darse cuenta de ello.

Fotógrafos de matrimonios: los mejores del mundo están en Extremadura.

Enrique Gil y Kiko Calderón son dos de los mejores fotógrafos del mundo, cuya especialidad en este arte es el de los matrimonios, pues son muy bien conocidos a nivel mundial y su trabajo es considerado uno de los de más alta calidad a lo largo y ancho del territorio mundial. Uno de ellos se encargó de realizar el trabajo de fotografiar el calendario 2016 de Cerrajero Malaga.

Lo más característico de su trabajo son los paisajes elegidos como base para la realización de su arte fotográfico, pues son considerados como los fotógrafos extremeños, haciendo alusión a los esplendorosos paisajes extremeños característicos de sus obras y que han sido objeto de muchos galardones en el amplio trayecto de su carrera.

Su trabajo es sumamente serio, pues la localización de los paisajes dado que es su sello, estos están dispuestos a recorrer grandes distancias en cortos periodos de tiempo para simplemente capturar la esencia del momento en el lugar adecuado. Así es como en 2015 se dirigieron a Valencia para un trabajo por comisión que les contrató para fotografiar el trabajo que realizan día a día.

Estos extraordinarios profesionales, tienen su sitio web, el cual se ha impulsado en la cima de las solicitudes para fotografías de bodas de toda la península ibérica, y partes del mundo, dado su reconocimiento en el ámbito nacional, esto los proyectó hasta un público de escala general y su reconocimiento se volvió internacional rápidamente, hasta tal punto que hoy en día están considerados entre los mejores fotógrafos del mundo, y no es para menos, ya que sus ilustraciones son extraordinarias.

Sus fotografías se encuentran por todo el mundo, y su distinción con el resto es absolutamente notoria, dejándonos llevar por la obviedad del elemento marital, los paisajes son lo que más caracterizan a estos dos espléndidos fotógrafos, ya que su foto refleja una especie de tundra en medio de Siberia, o la mejor expresión de un bosque selvático, en el cual una pareja manifiesta su amor entre sí y con la naturaleza de testigo. También han sido patrocinados que confiaron en ellos desde sus inicios.

Las fotografías arduamente luchan en su interior por darle protagonismo al romance por encima de un paisaje extremo que salvajemente destaca en cada instantánea, sin lugar a dudas algo digno de admirar y de conservar por el resto de la vida. Enrique Gil y Kiko Calderón te dan un momento que durará por el resto de tus días.