Fotografías icónicas: Almuerzo en la cima de un rascacielos

Es una de esas fotografías que han hecho historia, que todos hemos visto y que se ha convertido en uno de los pósteres más vendidos del último siglo. Almuerzo en la cima de un rascacielos es, sin embargo, tan famosa como polémica.

Fue realizada en septiembre de 1932 y se publicó en el New York Herald Tribune. Muestra a un grupo de trabajadores sentados en una viga a centenares de metros de altura. Una fotografía que sorprende por la aparente tranquilidad de los protagonistas, comiendo y charlando entre ellos como si estuvieran sentados en la mesa de cualquier parque.

El escenario es el GE Building, parte del archifamoso Rockefeller Center. O al menos eso se cree, porque en las últimas décadas sean hecho todo tipo de conjeturas y se han elaborado todo tipo de teorías sobre esta instantánea. Hay quien cree incluso que tan solo se trata de un montaje.

Una de las teorías más extendidas explica que, efectivamente, se trata de obreros reales (11 en total) pero que la fotografía no fue fruto de la casualidad, sino que meticulosamente preparada ¿El motivo? El Rockefeller Centre necesitaba publicidad. Por eso durante las obras del complejo no era infrecuente ver fotógrafos trabajando.

De hecho, aunque la fotografía se atribuyó a Charles Ebbets, han surgido infinidad de dudas sobre la autoría real. Cierto es, sin embargo, que de este fotógrafo se han encontrado e identificado varias fotografías trabajando en rascacielos, descansando o incluso haciendo equilibrios para la cámara. Incluso hay un testimonio gráfico del propio fotógrafo preparándose para realizar una instantánea sobre una viga a centenares de metros de altura.

Independientemente del autor, e incluso de la polémica lo cierto que esta fotografía y otras parecidas sirvieron para poner de manifiesto las terribles condiciones laborales en los Estados Unidos en una época especialmente dura de su historia como fue la Gran Depresión.