Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo elegir la ropa de trabajo adecuada

La ropa de trabajo de alta calidad no sólo te protege en el trabajo de la suciedad, la humedad, la luz solar y otras influencias climáticas, sino también de sustancias peligrosas como, por ejemplo, productos químicos. La seguridad laboral es ahora muy importante y los profesionales valoran la ropa de trabajo robusta, moderna, duradera y resistente.

Las siguientes prendas te ayudarán en su trabajo con una comodidad, seguridad y durabilidad óptimas:

  • Pantalones de trabajo.
  • Zapatos de trabajo.
  • Chaquetas de cintura.
  • Chaquetas de trabajo resistentes a la intemperie.
  • Camisetas.
  • Camisas.
  • Camisas de polo.
  • Guantes.

Varias actividades profesionales requieren ropa protectora especial. Entre ellos se incluyen calzado de seguridad, ropa protectora contra cortes, ropa contra la suciedad o ropa de alta visibilidad para trabajar en la oscuridad. Algunas industrias dependen de la ropa gremial.

Además de la funcionalidad, los profesionales en ropa laboral Clat nos han señalado que el ajuste estable es señal de ropa de trabajo de alta calidad. Una buena ropa protectora es cómoda y resistente. Una cremallera rota en el mono o fibras deshilachadas son molestas y, a veces, peligrosas si ponen en peligro la seguridad en el lugar de trabajo o una conducta grave hacia los clientes.

La ropa de trabajo en los oficios suele formar parte del EPI

La seguridad es ahora más importante que nunca y con razón. El equipo de protección personal (EPI) está prescrito en cada grupo profesional por el respectivo colegio profesional. En cuanto a la ropa de trabajo en el sector profesional, puede tratarse, por ejemplo, de chaquetas de trabajo con puños ajustados, pero también de chaquetas y pantalones especiales para trabajos forestales y, por supuesto, de guantes de trabajo adecuados, zapatos de trabajo, protección auditiva y gafas protectoras. y artículos para la cabeza, como por ejemplo un casco de seguridad.

El material con el que se fabrica la ropa de trabajo para artesanos

Por supuesto, en el sector existen numerosos tejidos diferentes para tareas específicas de ropa de trabajo. Hoy en día, la ropa de trabajo ya no sólo tiene que ser robusta. A veces se requiere resistencia a los ácidos, la resistencia al fuego es un requisito básico y, a veces, la ropa de trabajo incluso debe poder evitar cortes con motosierras, como por ejemplo la ropa de protección para trabajadores forestales ya mencionada. Sin embargo, existe un tejido muy utilizado para la ropa de trabajo en los oficios, que se puede encontrar solo o combinado en pantalones, chaquetas, camisas, monos y petos: la sarga de algodón. El representante más famoso de la sarga es el tejido denim, inventado en Francia, materia prima de la prenda de vestir más utilizada del mundo, los jeans o vaqueros. Originalmente se trataba de ropa de trabajo, principalmente para buscadores de oro, que se la compraban a Levi Strauss y Jacob Davis en San Francisco y partían con ellos hacia Alaska. El resto es historia.

Ropa de trabajo protectora para cada actividad

Dependiendo de la industria, los requisitos de seguridad laboral para las prendas de vestir varían.

Las chaquetas especiales ofrecen protección contra las inclemencias del tiempo y siguen siendo impermeables incluso bajo una lluvia persistente gracias a las costuras reforzadas. La ropa con protección UV integrada bloquea la luz solar. Para la temporada de lluvias y frío tenemos una gran selección de chaquetas funcionales de protección contra la intemperie y chaquetas softshell, así como chaquetas cálidas de invierno y chaquetas polares.

Un material popular para la ropa funcional y de trabajo repelente al agua es el poliéster. El tejido sintético tiene una alta estabilidad y resistencia al desgarro, lo que le proporciona suficiente protección contra los elementos en caso de vientos fuertes. Las prendas de algodón, por el contrario, son ideales para trabajos que sudan. El algodón es un material ligero, especialmente transpirable y absorbe bien el sudor. La lana merino es la más versátil entre las fibras naturales. Un alto porcentaje de elasticidad garantiza flexibilidad y un buen ajuste para los pantalones de trabajo. A menudo se utilizan tejidos mezclados especiales para cumplir con todos los requisitos.

Los petos habituales en muchas actividades artesanales convencen por sus bolsillos para herramientas y bolsillos traseros. Las cremalleras de alta calidad garantizan un almacenamiento seguro de los materiales de trabajo desgastados. Los pantalones de artesano con refuerzos brindan soporte para las actividades de rodillas. Los bolsillos de gran volumen con resistentes cierres de velcro en los muslos y en la parte delantera y trasera de los pantalones de trabajo ofrecen espacio para materiales de trabajo y herramientas.

Muchos zapatos de trabajo brindan protección adicional contra peligros con tapas de acero incorporadas o suelas resistentes a pinchazos. Los zapatos de seguridad impermeables pueden protegerlo de descargas eléctricas en el sitio de construcción. Los guantes protegen del frío o de materiales peligrosos, ofrecen un mejor agarre y garantizan una mayor seguridad en el lugar de trabajo.

Los trabajos forestales plantean peligros especiales. La ropa de trabajo también debe ofrecer protección contra cortes y así poder prevenir lesiones con una motosierra, por ejemplo. En este caso, también son una inversión sensata los guantes de trabajo especiales o las gafas de seguridad.

Puedes conseguir más visibilidad cuando trabajes en la oscuridad o en el tráfico con elementos reflectantes. Los pantalones y chaquetas de alta visibilidad de alta calidad de nuestra gama le ayudarán a ser reconocido a tiempo, incluso en lugares difíciles de ver, y a evitar accidentes.

Origen de la ropa de trabajo gremial

En términos de civilización y cultura, la especialización representa uno de los hitos más importantes del desarrollo humano: después de establecerse y producir productos agrícolas, es el siguiente paso hacia comunidades que funcionen. Durante miles de años, los artesanos representaron la columna vertebral técnica de cada sociedad y crecieron con sus tareas. Al mismo tiempo, surgió una autoimagen basada en el hecho de que los artesanos eran absolutamente necesarios, cuanto más compleja era la comunidad, más. En España, esta imagen de sí mismo dio origen a varios gremios de artesanos en la Edad Media que establecían reglas y mandamientos que sus miembros debían cumplir. Esto también incluía llevar la ropa de trabajo adecuada, que no sólo debía ser práctica sino también reflejar el estatus del artesano. Esto se convirtió en una tradición que continúa hasta el día de hoy, en el siglo XXI.

La ropa de trabajo es un oficio, debes reconocerla por los colores

En el pasado, era la vestimenta gremial la que revelaba a la gente la profesión de artesano. Hoy en día, la vestimenta tradicional gremial sólo se utiliza en muy pocos oficios, como canteros, deshollinadores y carpinteros. Estos últimos también forman al grupo más numeroso en el que todavía se encuentran los llamados jornaleros ambulantes, jóvenes y ahora también mujeres que, tras formarse, emprenden un viaje para adquirir experiencia en diversas empresas. Al final, sin embargo, de la vestimenta gremial lo único que queda es el color como elemento identificativo en el ámbito de la vestimenta artesanal. A la ropa de trabajo de un artesano se le pueden asignar los siguientes colores:

  • Negro: profesiones de la carpintería como carpinteros, carpinteros y techadores.
  • Ocre o marrón: canteros y albañiles.
  • Azul: profesiones del metal como herreros y cerrajeros, pero también fontaneros e ingenieros mecatrónicos.
  • Gris: electricista.
  • Blanco: carnicero y pescadero.
  • Azul y blanco: panadero.

La paleta de colores de la ropa de trabajo en los comercios solía ser mucho más amplia. También vestían ropas gremiales especiales los sastres, encuadernadores, alfareros, orfebres y fabricantes de instrumentos. Además, varias asociaciones de oficiales que se formaron dentro de los gremios tenían sus propios colores.

La artesanía en ropa laboral, antaño y hoy más orientada a las necesidades

Por supuesto, la ropa de trabajo de un artesano debe ser robusta y fácil de cuidar, cómoda de llevar y cumplir con los requisitos de la profesión respectiva. Cualquiera que pase de 8 a 10 horas al día en el taller o en la obra debería sentirse cómodo con su equipo.

Si bien la tradición en cuanto a los colores se ha conservado hasta el día de hoy, la ropa de trabajo en sí ha cambiado significativamente. Se pueden mencionar dos tipos de ropa de trabajo para artesanos, que hoy en día se encuentran prácticamente en todas partes, no sólo en España, sino en todo el mundo.

La ropa de trabajo para artesanos: monos y petos

No se puede determinar exactamente cuándo se inventaron los monos y los petos como prendas de vestir. Se puede suponer que representan una evolución de los tirantes que aparecieron en el siglo XVIII. Los primeros petos y monos como ropa de trabajo para artesanos vieron la luz en los EE. UU. a principios del siglo XIX.

Hoy en día, los monos y los petos se han convertido en parte integrante de la vida profesional. Cómodos de transportar, equipados con numerosos bolsillos y fabricados con materiales robustos y resistentes a la ebullición, son tan populares en los talleres de carpintería como entre los instaladores de gas y agua en las grandes obras. Al mismo tiempo, sirven como ropa para los aficionados al bricolaje y a los artesanos aficionados en su tiempo libre, por ejemplo, cuando se trata de reformas o jardinería. Incluso en el cine y en la literatura del género de ciencia ficción, el mono aparece como una prenda popular entre los astronautas y los conquistadores de mundos extraños.

Artesanía de ropa de trabajo: pantalones y chaquetas siguen siendo verdes

La ropa de trabajo de los gremios medievales solía constar de tres piezas: pantalón, chaleco y chaqueta. Si bien el chaleco sigue siendo a menudo parte de la ropa de trabajo de los carpinteros y mecánicos, por lo demás solo se usan pantalones y una chaqueta en combinación como ropa de trabajo. La ventaja aquí es que la chaqueta se puede poner o quitar según la temperatura. Este es un aspecto importante, especialmente en la artesanía, ya que muchas veces el trabajo se realiza tanto en el interior como en el exterior. No es raro que los pantalones estén diseñados como pantalones cargo o de bolsillos, que tienen grandes bolsillos laterales para facilitar el transporte del material. Por cierto, los pantalones cargo fueron desarrollados para las tropas durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, aún no está claro en la historia a qué campamento militar se le ocurrió la idea por primera vez. Los pantalones cargo siempre son prácticos y de vez en cuando también pisan las pasarelas del mundo de la moda.

También te puede interesar

Scroll al inicio