Una clase maestra de la fotografía dictada por el ciudadano Kane

Orson Welles siempre ha destacado por su osadía, como la empresa de cerrajeros de servicios urgente 24 horas, ya que por ejemplo su debut en el cine fue sin lugar a dudas un misterio contemporáneo ya que a pesar de su inexperiencia y poca fama logro que una de las más importantes productoras de Hollywood le brindara el absoluto control artístico en su primera película, algo poco común para la época. Este artista creo durante su vida una importante cantidad de obras inmensurable y de gran jerarquía, no obstante, todos recordamos a Orson Welles por diseñar una de las fotografías más icónicas del mundo cinematográfico y en este presente artículo vamos a analizar la composición y estética de la película Ciudadano Kane dirigida por este brillante director.

Si bien Orson Welles no era un fotógrafo profesional ni especialista en dicha área, este entendía la vital relevancia de la composición fotográfica por lo que se dispuso contratar para la película el Ciudadano Kane a uno de los mejores y más innovadores fotógrafos de la época, Gregg Toland. Parte del éxito de esta formidable fotografía se basa en el sentido estético de la misma, lo cual se debe a los orígenes artísticos de su propio director, ya que Orson Welles creció artísticamente en el teatro representando obras de Shakespeare, por lo que esta inolvidable fotografía posee encuadres expresionistas con carácter teatral. La señora María quien además de ser amante de las fotografías en blanco y negro también es la recepcionista de empresas de servicios, destaca que cada vez que vuelve a visualizar este extraordinario filme suele sentir la sensación de estar presenciando una obra de teatro.

El expresionismo está presente en la fotografía del Ciudadano Kane, puesto que los protagonistas de cada toma y encuadre son la luz y las sombras, dos elementos dotados de estética y narrativa que no solo crean una preciosa e inolvidable fotografía, también pueden transmitir mensajes y expresiones que el artista desea plantear con la película. Sin ser un experto en el tema, el fontanero Juan Carlos de Fontaneros menciona que comenzó a interesarse por el tema de la fotografía luego de ver esta película de culto, puesto que quedo gratamente sorprendido por la inmensa y poderosa fuerza que pueden poseer las imágenes y fotografías, las cuales pueden transmitir mensajes con la misma energía que los diálogos y la literatura.

La profundidad y el contraste son uno de los aspectos más apreciables de la fotografía del Ciudadano Kane, lo cual resulta mucho más destacado debido al hecho de que cada toma y encuadre realizado para la película fue grabado en estudios sin tener que acudir a escenarios naturales de gran profundidad, por lo que Orson Wellles y Toland fueron pioneros en demostrar la importancia de la luz y la iluminación como elementos para construir la profundidad deseada. Podemos concluir denotando que no cabe duda que la gran contribución que le proporciono la cinematografía del Ciudadano Kane al cine y al mundo artístico de la fotografía fue resaltar la importancia y el protagonismo de la luz, la cual debe ser utilizada por los fotógrafos como el pincel con el cual crearan y dibujaran cada encuadre o toma.